Su apacible salón invita al descanso, la tertulia, la lectura o simplemente a escuchar de fondo un poco de música o recrearse con sus techos, muebles y pinturas.

Cerca del salón hay una galería con grandes ventanales que dispone de mesas de juego para los amantes de las cartas y de los juegos de mesa. Existe también una zona acomodada con vistas al jardín.

El comedor principal refleja una de las mejores muestras del artesonado y la viguería de los techos y los suelos de madera de tea originarios de esta impresionante casona. Una sólida mesa con su sillería preside la estancia.

Llama la atención la espléndida capilla, situada en uno de los aleros de la residencia, donde se han celebrado las bodas, bautizos y primeras comuniones de la mayor parte de los miembros de la amplia familia.

El Hotel dispone de servicio gratuito de conexión inalámbrica a Internet (Wi-Fi).