El hotel cuenta con 16 habitaciones dobles y 2 individuales, todas ellas con cuarto de baño propio, secador de pelo, closet o armarios, TV y caja fuerte. Las habitaciones tienen vistas a los patios, jardines o al campo de golf.

Las habitaciones son amplias y espaciosas, con una decoración cuidada al detalle. La atmósfera de los dormitorios se logró respetando al máximo el estilo y detalles de la época, entre los que destacan los cabeceros de hierro forjado y el mobiliario antiguo.

Uno de los dormitorios más originales de los que dispone el hotel es en el que se respetó la piedra natural que sobresale de las paredes, dándole un toque rural y muy acogedor al conjunto.

Todas las habitaciones disponen de servicio gratuito de conexión inalámbrica a Internet (Wi-Fi).